Balnearios y Spas

 


Tendencia

Una Fuente de la Eterna Juventud en plenos Alpes

Las clínicas de antienvejecimiento más exclusivas del mundo, las Viva Mayr, son capaces de ayudar a rejuvenecer a una persona entre diez y veinte años.


Los centros de medicina natural Viva Mayr Clinic son un paraíso para multimillonarios. Estos spas de lujo situados a orillas de los preciosos lagos austriacos Wörthersee y Altaussee, tienen como objetivo desintoxicar al paciente y hacerle rejuvenecer varios años.

En cuanto el cliente efectúa el check-in, es sometido a un examen médico inicial para detectar la falta de vitaminas o el estado del hígado. Y es que a pesar de encontrarse en uno de los lugares más bellos del mundo y de tener a su disposición todas las comodidades que caracterizan a un hotel de cinco estrellas, desde un primer momento el cliente deberá seguir unas normas y un régimen muy estrictos.

Una de las principales causas del deterioro físico y psíquico de estos pacientes es el estrés. Por ello, aunque los centros cuentan con televisión e Internet, sus responsables no fomentan ningún tipo de conexión con el mundo exterior. El ambiente moderno y acogedor persigue dejar atrás la vida cotidiana para depurar cuerpo, mente y alma.

Los tratamientos de Viva Mayr se basan en los principios de protección, limpieza de los órganos, formación como un factor de curación y sustitución. La teoría que sigue Viva Mayr es la del físico F. X Mayr, que aseguró hace un siglo que todos nuestros problemas provienen de nuestro intestino, es decir, de las toxinas que almacenamos en él cuando comemos. Por tanto, lo que enseñan los doctores Stossier y Fegerl a sus pacientes es el arte de masticar 40 veces. La cena debe tomarse temprano (entre las 18:00 y las 19:00) y no se puede beber durante la comida. Cada paciente recibe un trato individualizado, pero las reglas generales prohíben el gluten, los lácteos, la cafeína, el azúcar y el alcohol. Combinar la ingesta de té y sales eméticas, con el sudor, el sueño reparador y los masajes abdominales que estimulan la excreción, alargan la vida diez años. Si se adoptan estos hábitos como pauta diaria se rejuvenecerá hasta veinte años.

Pero hay muchos otros tratamientos. La irrigación del colon, baños de pies de electrólisis o la inhalación de oxígeno ionizado son algunos ejemplos. Para mejorar el aspecto externo y dejar la piel tan suave como la de un bebé, recurren al rejuvenecimiento facial con colágeno o la vinoterapia. La sauna, piscina, spa o las zonas de descanso en las hamacas del jardín completan el proceso de purificación.

Supuestamente se requieren tres semanas para fomentar un hábito nuevo, pero la mayoría de los clientes abandonan el centro en una semana. Por estas clínicas han pasado desde Sarah Ferguson a Natalie Imbruglia, pero también ministros y supermodelos.

El mercado global del antivejecimiento mueve ya 192 millones de euros y alcanzará los 276 millones en 2018.


¿Te ha gustado Una Fuente de la Eterna Juventud en plenos Alpes?

Compártelo en

Más sobre Salud y Bienestar:
Una Fuente de la Eterna Juventud en plenos Alpes
Publicado el 25/02/2016 en Salud y Bienestar
Artículo leído 2295 veces.


Diseño y Desarrollo :      Internet Factory